Screen_Shot_2021-09-18_at_15.20.28-removebg (1).png
WhatsApp Image 2021-11-29 at 13.07.42.jpeg

Selfie de Kim Kardashian ayudó a recuperar un sarcófago egipcio robado



Por estarse tomando fotos en la gala del MET en 2018, Kim Kardashian ayudó a recuperar un sarcófago egipcio que llevaba casi una década desaparecido.


El sarcófago de Nedjemankh, data del siglo I a.C., y fue adquirido ilegalmente por el MET en 2017... ¿Pero cómo? Durante la revolución egipcia de 2011, el ataúd fue saqueado de de la ciudad de Menia y traficado a través de los Emiratos Árabes Unidos hasta Alemania, donde Roben Dib, director de la Galería Dionysos de Hamburgo, restauró la pieza y la dotó de licencias de exportación falsas.


Kim Kardashian posando junto al sarcófago de Nedjemankh durante la gala de MET en 2018.

De Alemania fue trasladado a Francia, donde los anticuarios lo vendieron al MET por 4 millones de dólares en 2017. Un año más tarde, el ataúd fue integrado al montaje de la exposición 'Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination', y durante la gala anual del museo, Kim Kardashian se tomó un par de fotos junto al sarcófago, lo cual le dio notoriedad internacional y propició su eventual su eventual retorno a Egipto.


La investigación se dio a conocer en el más reciente episodio de "Art Bust: Scandalous Stories of the Art World" podcast del periodista Ben Lewis. En él, Lewis describe cómo la foto de Kim fue pieza clave en la captura de los ladrones que robaron y vendieron el ataúd de Nedjemankh por 4 millones de dólares utilizando documentos falsos.